......con una señora de lustrosa calidad........


 

TestaTestamento:

En el nombre de Dios nuestro señor amén. Sépase por esta carta como yo Dª María de Sosa, mujer legitima de Santos de Terán, ausente de esta ciudad de México, vecina y natural de ella e hija legitima de Antonio de Sosa Meneses y doña Ana de canto escobar, mis padres difuntos. Estando enferma en cama de la enfermedad que dios nuestro señor ha sido servido darme y en mi entero juicio y entendimiento natural, creyendo como firmemente creo en el misterio de la Santísima trinidad, Padre, hijo y espíritu santo, tres personas distintas y una sola esencia divina y en todo lo demás que cree y confiesa nuestra santa madre Iglesia católica de Roma, debajo de cuya fe y creencia he vivido y protesto vivir y morir como católica cristiana. Y temiéndome de la muerte que es cosa natural a toda criatura viviente y en su prevención eligiendo por mi abogada e intercesora a la siempre virgen María, señora nuestra, para que interceda con su precioso hijo, me perdone mis pecados y ponga mi ánima en carrera de salvación, otorgo que hago y ordeno mi testamento y última voluntad en la forma y manera siguiente.

Lo primero encomiendo mi alma a dios nuestro señor que la crió y redimió con su preciosa sangre, pasión y muerte y el cuerpo mando a la tierra de que fue formado y cuando su divina Majestad fuese servido de llevarme de esta presente vida mi cuerpo sea sepultado en la Iglesia y lugar que a mis albaceas pareciere, a cuya elección dejo con lo demás tocante a mi entierro. Y el día de él, siendo hora, y si no el siguiente, se diga una misa de Réquiem cantada por mi ánima, con diacono y subdiácono cuya limosna se pague de mis bienes y, las demás rezadas que a mis albaceas pareciere habiendo bienes de que poderlo hacer.

 Item declaro soy hermana y cofrade de diferentes cofradías y hermandades; mando que luego que yo fallezca se dé aviso y   entreguen las patentes a los Rectores y mayordomos de ellas para que cumplan con su obligación.

 Mando a las mandas forzosas y acostumbradas a cada una dos tomines con que los aparto de mis bienes.

 Mando a los lugares santos de Jerusalén, donde se obró nuestra redención, un peso de oro común de limosna.

 Item declaro soy deudora a Francisco del corral, dueño de cajón, cinco pesos y tres tomines de resto de mayor cantidad,       mando se le paguen de mis bienes.

 Item declaro soy deudora a Juan onofre caballero cantidad de cinco a seis pesos, mando se le paguen.

 Item declaro soy deudora a Pedro chino, soletero, de veinte pesos y mas otros trece, que una y otra cantidad hacen treinta y tres pesos, en prenda de los cuales tiene en su poder unos zarcillos de cristal con sus broqueles de oro, unas pulseras de corales gordos y una gargantilla de aljófar de cinco hilos con los extremos de oro, mando se pague dicha cantidad y dichas prendas se cobren por mis bienes. Y así mismo al susodicho otros seis pesos sobre tres sortijas de oro, mando se le paguen y se cobren.

 Item soy deudora al licenciado Santiago de escobar, presbítero, de cuatro pesos, mando se le paguen de mis bienes.

Y a mi declaro que ninguna persona me es deudora de ninguna cantidad de pesos ni otra cosa, decláralo así para que conste.

 Item declaro soy casada y velada según orden de nuestra santa madre Iglesia con el dicho Santos de Terán y al tiempo y cuando contraje dicho matrimonio llevé a su poder de dote un mil y trescientos pesos como constará del recibo  de ella que a mi favor otorgó, y durante dicho matrimonio hubimos por nuestros hijos a Manuel, digo José y Juana que murieron en la edad pupilar, decláralo así para que conste.

 Item declaro por mis bienes una mulata nombrada Maria de la concepción, soltera de veinte y seis años. Quiero y es mi voluntad que dando la susodicha  a mis albaceas o herederos doscientos pesos de oro común, se le otorgue escritura de libertad en forma y que no pueda ser vendida por más cantidad, porque la persona que la comprare la dejen obligada a recibirlos y otorgarle dicha libertad.

 Item declaro por mi esclava una mulatilla nombrada Inés Antonia, hija de la dicha María de la concepción, de edad de un año poco más, la cual es mi voluntad que, luego que yo fallezca, sea libre y horra y con solo un tanto de esta cláusula con pie y cabeza autorizado en forma de derecho goce de su libertad.

 Item declaro por mi esclavo a Joseph de la cruz, negro de edad de veinte y dos años, atenta al amor que le tengo por haberlo criado y estar manco y enfermo, es mi voluntad que dando el susodicho cincuenta pesos de oro común se le otorgue por mis albaceas o herederos la libertad en forma, con calidad que si se vendiese no sea en más cantidad y la persona que lo comprare se obligue a recibirlos y otorgarle libertad.

 Item declaro por mis bienes los que se hallasen al tiempo de mi fallecimiento en las casas de mi morada, que constará por el inventario que de ellos se hiciere, de los cuales mando se dé a Juana de Sosa, vecina de esta ciudad, un manto de torsal con puntas bien tratado, dos camisas y dos pares de naguas blancas y una pollera de chorreado camellado, y a María de Silva un manto, una saya, un faldellín de paño azul, dos camisas y dos pares de naguas blancas y un tapapiés de Imperial verde, y a Maria de Sosa, mi hermana, hija de Petrona, que está en casa de Don Joseph de Montemayor, un manto con puntas y dos camisas y dos pares de naguas.

 Y para cumplir y pagar este mi testamento dejo y nombro por mis albaceas al Padre frai Juan de san Joseph, Religioso sacerdote de la orden de nuestra señora del carmen y a benito Martín, vecino de esta ciudad y a cada uno in solidum y por tenedor de todos mis bienes al dicho Benito Martín, y les doy poder para que entren en mis bienes y los vendan y rematen en almoneda o fuera de ella como les pareciere usando de dicho cargo todo el tiempo que fuese necesario aunque sea pasado el que el derecho dispone, porque el de mas les prorrogo.

 Y en el remanente que quedare de todos mis bienes, deudas, derechos y acciones instituyo y nombro por mi único y universal heredero al dicho santos de Terán, mi marido, para que los haya y herede con la bendición de Dios y mía, y revoco y anulo y doy por ningunos y de ningún valor ni efecto otros cualesquiera testamentos, cobdicilios, poderes para testar y otras últimas disposiciones que antes de este haya fecho y otorgado por escripto o de palabra para que no valgan ni hagan fe en juicio ni fuera del salvo este mi testamento que al presente otorgo que quiero se guarde, cumpla y execute por mi última y postrimera voluntad, que es fecho en la ciudad de México a dos días del mes de abril de mil seiscientos y setenta y siete años. E yo el escribano doy fe conozco a la otorgante, y que a lo que notoriamente pareció estaba en su entero juicio. Y no firmó porque dixo no saber escribir. A su ruego lo firmaron los testigos que supieron, siéndolo el Bachiller Santiago de escobar, presbítero, frai Joseph de la concepción, Religioso sacerdote de nuestra señora del carmen, Antonio negrete y Juan de miranda y Cristóbal de alcalabasan, presentes y vecinos de esta ciudad.

 Por testigo Bachiller Santiago de escobar. Por testigo frai Joseph de la concepción. Por testigo Antonio negrete. Por testigo Cristóbal de alcalabasan. Por testigo Juan de miranda. Ante mi Juan Díaz de Rivera, escribano Real.

 

 Memoria de los bienes que quedaron por fin y muerte de de Doña María de sosa, difunta, de quien yo, frai Juan de San Joseph, su albacea y le hicieron con licencia de la Justicia y ante Juan diaz de Rivera, escribano Real, a los siete de abril  de 1677 años, son los siguientes:

 Primeramente una mulata nombrada María de la concepción, que ordena dicha difunta que dando doscientos pesos para su entierro quede libre.

 Un negro nombrado Joseph de la cruz, que ordena dicha difunta que dando cincuenta pesos sea libre por ser impedido de una mano.

 Una media cama de granadillo bronceada.

 Tres colchones de cotence llenos de lana, usados.

 Seis sillas de baqueta leonada con clavazón dorada usadas y seis taburetes de baqueta negra usados.

 Un tapete ordinario bien tratado.

 Seis cojines de catalufa y cuero llenos de borra, viejos.

 Un lienzo de santa Rosa de dos varas de alto en bastidor.

 Otro de santa catalina del mesmo tamaño.

 Otro de san Nicolás de tolentino como los dichos.

 Otro de San Miguel de vara y media en bastidor.

 Otro de san blas de una vara en bastidor.

 Otro de Jesús Nazareno  de vara y tercia.

 Otro de san Joseph de vara y tercia.

 Otro de santa Rita de una vara.

 Siete lienzos de diferentes echuras con sus marcos de madera ordinaria estariados de una vara de alto.

 Otro lienzo de nuestra señora de la soledad de una vara de alto con marco negro.

 Otro lienzo de san Antonio con sumario negro de una vara.

 Otro de nuestra señora de Guadalupe de una vara en bastidor.

 Otros cuatro lienzos de de tres cuartas de diferentes santos, los tres en bastidor y el uno con marco dorado.

 Una caja de madera ordinaria de vara y cuarta con ferradura y llave y dentro lo siguiente: Unas naguas de escarlata con dos puntas de plata falsa servidas.

 Un vestido de pelo de camello negro, ropilla y dos pares de calzones, una capa de paño de Holanda negra.

 Otro vestido de capichola negro, ropilla y tres pares de calzones viejos y otro par de calzones de capichola negros.

 Otro vestido de raso de China negro, ropilla y dos calzones negros.

 Una capa de Imperial negro traída.

 Un armador de lámpara azul, aforrado en tafetán, nuevo.

 Unos calzones de paño de grana.

 Dos armadores de capichola de China con mangas negras, viejos.

 Unas naguas de Ruan florete labradas de seda encarnada con puntas finas, bien tratadas.

 Un delantal de Ruan con su encaje y puntas finas.

 Otro delantal de bretaña con puntas, desilado de blanco, viejo.

 Cuatro acericos de Ruan desilados de hilo.

 Un jubón blanco de motilla pespuntado de negro.

 Un Rodapiés de cama de Ruan desilado, de pita.

 Una pierna de naguas de Ruan labrada de encarnado.

 Una toalla de brin desilada de blanco.

 Otra toalla labrada con  pajaritos.

 Un querquemil de pluma y seda.

 Un espejo con su luna de a tercia y marco de tapinsiran.

 Otra caja de cedro de vara y media con ferradura y llave y dentro los siguiente:

 Diez camisas de hombre de bretaña con mangas de Cambray, todas con puntas y encajes finos y balonas nuevas.

 Dos almuadas y dos asericos con encajes de pita de bretaña, nuevas.

 Tres balonas  de puntas de Flandes grandes, nuevas.

 Tres pares de calcetas finas de Sevilla, nuevas.

 Unos calzones de  tafetán encarnado bordados de seda azul, nuevos.

 Una funda de almuada y aserico de tafetán.

 Un vestido pollera y bombacha de chorreado amusco y camellado con sus mangones azules y camellados, nuevo.

 Otra pollera y bombacha de chorreado de lampasso azul, blanco y flor de Romero, bien tratado.

 Una bombacha de chorreado amusco blanco y negro con botones de oro fino y puntas de milán y sus mangones de chorreado naranjados y negro.

 Otra bombacha de chamelo recamellado con botones de petatillo de plata.

 Una ballena de lama encarnada.

 Un atacador de lampasso de plata blanco yanteado.

 Unas naguas de Imperial verde con tres puntas de oro falso.

 Un faldellín de escarlata, viejo.

 Un capotillo de grana con puntas de milán de plata.

 Unas naguas de grana de sarasa con puntas de seda y hilo.

 Un quipil de algodón y seda con puntas finas y listones encarnados, nuevo.

 Otro quipil como el de arriba, nuevo.

 Seis paños chocolateros de Guatemala labrados de seda.

 Una camisa de mujer de cambray con puntas finas, nueva.

 Otra camisa como la de arriba, nueva.

 Otra camisa, el cuerpo de bretaña y las mangas de cambray y con sus tiras verdes y oro, nueva.

 Unas naguas de morler crudo labradas de seda asijada.

 Una toca de tafetán encarnado con puntas de Flandes grandes, nueva.

 Dos pares de medias de seda de Nápoles, unas amarillas y otras azules, nuevas.

 Otra caja de madera ordinaria de poco más de vara con ferradura y llave y dentro:

Item otra sabana de Ruan lavada.

 Una bombacha de bretaña, lavada.

 Una camisa de mujer de bretaña con mangas de Cambray con asientos asijados, lavada.

 Otra camisa de Ruan florete, labrada de seda negra, nueva.

 Un delantar de lenson con puntas y encajes de pita, usado.

 Unas naguas de morales labradas de seda verde.

 Un pañuelo de bretaña blanco.

 Un paño de manos de cotença florete.

 Unos manteles alimaniscos, viejos.

 Un Rodapiés de Ruan labrado, de seda azul.

 Una almuada de Ruan, vieja.

 Otra caja de madera ordinaria de más de vara, con ferradura y llave y dentro lo siguiente:

 Una imagen de nuestra señora de la concepción con las manos quebradas de tres cuartas de alto con su peana, vieja y corona de plata.

 Una echura de San Juan de media vara con su penan, vieja.

 Una echura de un crucifijo de Michoacán con su cruz de tapinsarán.

 Un manto de castor con puntas grandes, nuevo.

 Tres candeleros de sofar.

 Dos cucharas de plata.

 Un pabellón de china blanco y azul, de algodón.

 Una sobrecama de paño encarnado con su flucco de seda.

 Un arrimador de cuero del nuevo mexico.

 Una petaca chocolatera con ferradura y llave, vacía.

 Un escritorio de china con ferradura y llave, y se halló en él u abanico de seda con  varillas de plata y no hubo otra cosa.

 Tres petacas de lo mismo y dentro algunos trastes de muy poca importancia y una daga.

 Un bufetito de estrado embutido de madera y cuero.

 Item un escritorio de la sierra con ferradura que dixeron estar empeñado en quince pesos y pertenecer a Juan de San Diego, mulato. Y habiendose desarraxado por pesar mucho, se halló lleno de cachivaches de muy poca importancia y se volvió a clavar como estaba.

 Una sábana de Ruan desilada de pita amarilla.

 Item ponen por inventario unos sarsillos de cristal con sus broqueles de oro, unas pulseras de corales gordos y una gargantilla de aljófar de cinco hilos con los estremos de oro, que todo está empeñado en poder de Pedro chino, soletero, en cantidad de treinta y tres pesos.

 Item un salero de plata de dos pieças que está empeñado en poder de Pedro gonçales en cantidad de diez y seis pesos.

 Item tres sortijas de oro y piedras que están en poder del dicho Pedro Gonçales en seis pesos.

 Con lo cual se acabó dicho inventario y no hubo otra cosa que poder inventariar.


Inicio      Castillo Pedroso      Materiales D. Santos