La Catedral


                     

El antecedente principal de su construcción fue la creación del obispado de Oaxaca en 1534, con sede en la ciudad de Antequera. El primer obispo, Juan López de Zárate, ocupó el templo de San Juan de Dios, como catedral bajo la advocación de Santa Catarina, a partir de 1535. En este mismo año, López de Zárate inició los preparativos para la construcción de la nueva catedral, misma que se basó en el diseño de tipo basilical, usado en la ciudad de México y Puebla.

La catedral atravesó por varias etapas de construcción, hasta alcanzar su forma actual. La primera obra inició en 1535 y se concluyó en 1574; el diseño comprendía tres naves, con muros y pilares de cantera, cubiertas con techumbre de viguería y teja; la portada era austera, y el interior tenía altares y retablos.

Hacia 1667, la autoridad eclesiástica inició el abovedamiento de las naves, la sacristía y la sala capitular, lo cual fue concluido en 1678. En 1682 fueron trazadas las capillas laterales, concluyéndose su construcción en 1694. En 1714, un fuerte temblor causó serios daños, tanto en el interior como en la fachada, lo cual obligó cerrarla al culto. En 1724 se decidió la reconstrucción, otorgando el proyecto al arquitecto local Miguel de Sanabria, el 17 de octubre de ese mismo año. El proyecto comprendió además el abovedamiento de la Capilla del Sagrario y la Capilla de Guadalupe. En 1730, las obras de reconstrucción fueron lo necesario para poder usarse, por lo que fue reabierta al culto en vísperas de la navidad del mismo año. La inauguración y re dedicación a la Virgen de la Asunción de María, fue hecha por el obispo Fray Francisco Santiago y Calderón, el 21 de abril de 1733. Entre 1735 y 1736 se reconstruyeron los campanarios. El diseño de la portada fue aprobada el 21 de abril de 1741, y su construcción se concluyó en 1752.
 


Inicio       Atrás